Recursos económicos

Se empezó por buscar el apoyo económico de personas y entidades del entorno más cercano a la asociación para el primer proyecto.

A partir de ahí, la intención ha sido poder optar a ayudas y/o subvenciones de entidades cuyo objeto sea financiar organizaciones sin ánimo de lucro, proyectos en el ámbito de la mujer, la exclusión social o la inserción laboral.

El primer proyecto, un piso de acogida

Ha sido posible gracias a:

  1. Las aportaciones económicas periódicas de un grupo de personas que colaboran desinteresadamente con la asociación, con un compromiso a cinco años.
  2. La aportación económica del Lloc de la Dona-Hermanas Oblatas.
  3. Aportaciones económicas puntuales de particulares.
  4. Donación por parte de personas del entorno de INFANT del mobiliario y enseres necesarios para acondicionar el piso.
  5. Prestación de servicios, sin coste alguno, por un equipo de instaladores, haciendo las reparaciones necesarias para hacer el piso habitable.
  6. Alquiler social, que ha sido posible gracias a la colaboración del Banc Sabadell.

 

Segundo Piso de Acogida

Tras contactar con distintas entidades, el primer paso que nos permitió realmente empezar a buscar el piso fue la solidaridad de muchos y el compromiso de la Fundación Barclays.

Ésta lideró un reto a través de la página web migranodearena.org y la respuesta fue buenísima. Había que hacer aportaciones voluntarias para una clase de zumba “solidaria”. F. Barclays tenía el compromiso de doblar la cantidad final.

infant 1

Se pudo organizar por la colaboración desinteresada de la escuela de baile Mar Estudi de Dansa.

Banco Sabadell imprescindible para la viabilidad del proyecto aportando el piso por un alquiler social, ajustado a lo que INFANT podía asumir.

La Fundación Profesor Uría fue el colaborador necesario, confiando en nosotros, y con su aportación dio el empujón definitivo al proyecto que ya es una realidad.

 

Tercera etapa

Tercera etapa…Poco a poco INFANT va  ampliando su red de contactos con entidades que se mueven en su mismo ámbito social. También con particulares sensibilizados con los temas que se abordan desde la asociación y con entidades del mundo empresarial o social que tienen programas de apoyo económico para personas en riesgo de exclusión social. Gracias a todos ellos, poco a poco se van consiguiendo nuevas aportaciones económicas que permiten seguir trabajando y, por supuesto, mejorando la calidad de la oferta a las mujeres usuarias de los pisos de acogida de INFANT.